Este post es parte de la serie Activismos Textiles una recopilación de casos sobre la intersección de arte textil, tecnología y activismo por el cambio social en Latinoamérica. Conoce más de la serie aquí.

Santiago, Chile – 2020
Fotos: @escuelalibretextil
Entrevista con Karen Schmeisser
Por: Daniela Whaley

“La escuela es un espacio público, donde lo comunitario tiene lugar.”

¿Qué es y qué ha hecho la Escuela Libre Textil?

Frente a la precariedad económica y los altos costos en el rubro de formación textil en Chile, la Escuela Libre Textil nace como un espacio para pensar, hacer e indagar en colectivo sobre el oficio.

Es un proyecto de autoformación y de investigación-acción en torno al arte textil. Desde 2019, un grupo de costureras, tejedoras y bordadoras se reúnen una vez al mes para compartir las investigaciones que cada una de ellas explora, los temas son libres mientras sean en torno al oficio textil. Las sesiones son programadas de manera espontánea, las integrantes manifiestan su interés en exponer y se suman a un calendario, la expositora se encarga de conseguir la sede para la sesión en espacios públicos o semipúblicos. Aunque empezó en la ciudad de Santiago, sus audiencias han crecido para cubrir las distancias en el plano internacional en las que se comparten actividades de manera gratuita desde su cuenta de Instagram (@escuelalibretextil) y videollamadas en Jitsi.

escuela-libre-textil

¿Cómo surge?

Surge de un pequeño grupo de instagram (chat de Instagram) compuesto por mujeres costureras, bordadoras y tejedoras organizadas para dirigir una acción en la marcha del 8M de ese mismo año. Cada una invitó a más mujeres que consideraban interesadas en esta acción concreta y aunque no lograron realizarla, los meses de enero y febrero (meses de vacaciones y dispersión en Chile), decidieron conocerse cara a cara y aprovechar el interés común en el arte textil.

Objetivos:

El primer objetivo fue generar espacios alternativos de auto-formación e investigación sobre el oficio textil, lo cual ha devenido en la generación y fortalecimiento de una comunidad que reflexiona y toma acción sobre la historia de su oficio, posibles economías, materia prima, valoración del trabajo y tiempo de producción.

Alcances:

Partió de un pequeño grupo de costureras, bordadoras y tejedoras que ahora ponen sobre una mesa de alcance internacional la posibilidad de teorizar y pensar en soluciones a las problemáticas que enfrenta el oficio textil desde la horizontalidad.

escuela-libre-textil-ay-palomay

Foto: https://www.instagram.com/ay.palomay

“El textil se transforma en lenguaje. Es la voz de las sombras que al sentarse la mente, murmura.

¿Cómo lo realizan? 4 acciones de aprendizaje y colaboración en torno al arte textil

– Cada persona se asume como sujeto/a que puede aprender y enseñar. Un grupo con intereses en común (en este caso en torno al oficio del arte textil) decide reunirse y dar voz a sus integrantes para autoformarse con el fin de socializar sus investigaciones solitarias para compartirlas generando así una comunidad de investigación-acción.

– Construcción de conocimiento no-académico. A pesar de ser una escuela se desmarca de la formalidad de la academia, de ahí la palabra libre contenida en su nombre. La Escuela Libre Textil se entiende como un espacio de aprendizaje en la que no hay maestras, todas son pares. No hay valoración, ni exigencia académica, no hay principio ni fin, puedes entrar cuando quieras. Sus reflexiones giran en torno a la historia, economías posibles, materiales, técnicas e incluso incidencia política del oficio. Su primera charla fue El arte textil en Chile desde los años sesenta. El uso de los materiales industriales, el concepto de reciclaje, la precariedad de la industria textil, y el valor del tiempo de producción en nuestro oficio y estuvo a cargo de Francisca Robles.

– Generación y fortalecimiento de una comunidad. El oficio textil puede ser muy solitario, pero al dar el giro y acercarse al trabajo colectivo y colaborativo no sólo se hace comunidad, sino abre la posibilidad de indagar en las historias de cada participante, en ese acto de compartir se producen formas específicas de resistencia, afectos, cuidado e historias relacionadas que pueden contribuir a (re)configurar identidades de género, propiciar intimidades específicas y construir bases para economías saludables en estos oficios.

– Uso de las tecnologías desde lo privado a lo público. Desde los comienzos en Whats App a la conformación de una comunidad con identidad gráfica, redes sociales y webinars, los territorios de la Escuela Libre Textil se han expandido y han tenido que echar mano de las tecnologías que permiten compartirse con una comunidad más amplia.

escuela-libre-textil-clara-rouse

Foto: https://www.instagram.com/clararouse/

“El textil posee una misteriosa forma de situarnos en el presente. A solas puede ser un viaje sanador, en colectividad es una trama.”

Aprendizajes:

– Valorar los inicios de un proyecto, a través de la documentación y el registro del proceso. Aunque haya nacido de forma espontánea, ahora la Escuela Libre Textil ha descubierto la necesidad de formalizar sus procesos a través de comisiones y darle seguimiento a sus ideas de crecimiento. Las acciones que consideran necesarias están orientadas hacia la permanencia y formalidad del proyecto, entre ellas: mejorar el registro en video de las sesiones y hacer un canal de YouTube para alojarlas, aterrizar los contenidos de las sesiones y sistematizarlas en una página web, conseguir financiamiento para poder dedicarle más tiempo al crecimiento del proyecto.

Los intereses en común pueden fortalecer comunidades más allá de las fronteras. Los espacios digitales también son espacios públicos y puntos de encuentro a pesar de la distancia. Lo colectivo puede trascender lo físico y el proyecto de la Escuela Textil lo ha demostrado reuniendo públicos de distintas regiones de Chile, México, Colombia y otros territorios latinoamericanos.

– Evaluar las áreas de acción y delegar responsables o comisiones para fortalecer el crecimiento de los proyectos, en específico la documentación y utilización de tecnologías, pues en el caso de la Escuela Libre Textil algunas charlas no quedaron registradas ni almacenadas para su consulta.

“El textil es reparación. Une, hila, entreteje, zurce, reconstruye, construye, transforma. Es un soporte, como una arquitectura para el alma.

escuela-libre-textil-con-tijeras

Foto: https://www.instagram.com/contijeras/

“El textil es más del corazón que de la mente. Aunque también es incómodo. No siempre sentimos alivio. A veces también agobio, ansiedad. El cuerpo nos habla.”

María José Durán / https://www.instagram.com/punto.y.linea.sobre.el.plano/


Tramar la unión entre mujeres 
Juntarse a coser es más que juntarse a coser / Scarlett Yávar
Conozcamos a Francisca Robles
Reunión Escuela Libre Textil en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende