0. La discriminación online no es tan distinta

Si defiendes Derechos Humanos seguramente has visto que el fenómeno de la discriminación no se limita a lo que ocurre en el mundo offline. En las redes sociales y otras plataformas digitales podemos encontrar montones de casos y ejemplos de conductas discriminatorias. La discriminación en línea no es esencialmente distinta de la discriminación en el mundo offline, porque al final, produce los mismos efectos: exclusión, marginación, estigmatización, incitación al odio y la violencia.

A partir de la revisión de varias guías para combatir distintos tipos de odio en línea, detectamos una serie de acciones que se recomiendan realizar para enfrentar este problema desde una perspectiva organizacional estratégica y que integre un compromiso con los derechos humanos.

Identificar

¿Cómo combatir un fenómeno que no se [re]conoce?

Para poder hacer frente al discurso discriminatorio, en primer lugar es necesario conocerlo: saber ante quienes, en qué lugares y bajo qué formas se presenta.

Conocer de primera mano la experiencia directa de las poblaciones discriminadas es la clave para una mejor comprensión del abanico de circunstancias en las que se expresa la discriminación. A partir de estas experiencias de poblaciones, las organizaciones pueden construir tipologías y otros mecanismos para clasificar los eventos de discriminación. 

1.1 Ponerle nombre al problema y empezar a medirlo

Generar y compartir una tipología de formas de discriminación en línea ayuda a que las personas discriminadas puedan identificar y nombrar los eventos de discriminación de la que sean objeto o testigos, reconociéndolas como discriminación real, con efectos reales. Esto es importante porque la violencia y la discriminación en línea en algunos casos siguen sin considerarse violencia y discriminación como tales.

Como es de suponerse, mientras más personas puedan identificar y nombrar claramente la discriminación en entornos digitales, se abren oportunidades para generar información sobre las mismas. Acopiar, sistematizar y analizar datos sobre discriminación en línea puede ayudar a mejorar los mecanismos de reporte ante las plataformas, así como a generar más datos para comprender el fenómeno en el tiempo.

Algunas acciones puntuales que se pueden realizar:

  • Creación de metodologías o tipologías para clasificar los distintos tipos de eventos discriminatorios.
  • Generar formularios o algún otro tipo de instrumento diseñado para registrar y cuantificar los casos o incidentes.

Veamos un par de ejemplos:

Tipología: 13 formas de agresión relacionada con las tecnologías contra las mujeres

Propuesta de documentación de incidentes en: Violencia contra las mujeres y tecnología: Estrategias de respuesta (presentación). Link de descarga.

Bitácora de incidentes

Para ver más ejemplos puedes revisar: Get the Trolls Out!Insights & Trends in Antisemitic Online Hate Speech (en inglés). Online Abuse 101 por Women’s Media Center (en inglés). Southern Poverty Law Center #ReportHate form (en inglés).

Responder

¡Ninguna discriminación sin respuesta!

 La discriminación en línea, como cualquier otra forma de discriminación, merece una respuesta. Pero, ¿por dónde empezar? ¿quién debe responder y cómo?

Dada la forma en la que los distintos incidentes ocurren, las organizaciones interesadas en combatir la discriminación en línea y sus efectos podrían impulsar acciones de respuesta en al menos, dos sentidos: generar y compartir guías de respuesta individual, para que las personas objeto de la discriminación sepan cómo tomar medidas inmediatas para protegerse digital y emocionalmente; así como mecanismos o estrategias de respuesta en conjunto con otras personas u organizaciones.

2.1 Promover la respuesta individual entre las personas afectadas

Con acciones como:

  • Compartir guías actualizadas para reportar contenidos que violen las normas comunitarias de las plataformas.
  • Compartir información sobre espacios de apoyo emocional para personas que viven situaciones discriminatorias en redes sociales.
  • Guías de autodefensa, autocuidado y opciones de respuesta ante estereotipos y lenguaje discriminatorio.
  • Compartir guías para que las personas afectadas conozcan cómo y bajo qué criterios se puede bloquear, silenciar o reportar a usuarios maliciosos. Igualmente, proporcionar información sobre las implicaciones de dejar de seguir, silenciar, bloquear o reportar y cómo modifican lo que es visible en sus feeds.

2.2 Promover estrategias de respuesta apropiables por parte de grupos afectados

Las respuestas individuales también pueden ser parte de estrategias colectivas. Al tener bien identificados los tipos y formas de discurso discriminatorio en línea, las organizaciones pueden facilitar algunas propuestas para que las personas enfrenten diferentes expresiones de odio, ya sea de manera individual o colectiva. En cualquier caso, algunas acciones que se pueden realizar son:

  • Compartir recursos que expongan, desmonten y propongan respuestas a estereotipos o tropos discriminatorios comunes para que más personas sepan qué pueden responder si desean confrontar la discriminación (grupos, repositorios de información, materiales gráficos, etc).
  • Compartir guías y recomendaciones para hacer contra-discurso estratégico (considerando el humor y la ironía antidiscriminatoria) con un enfoque de seguridad (incluyendo el cuidado y acompañamiento emocional) y de derechos humanos (para no incurrir en otro tipo de conductas discriminatorias).
  • Compartir mecanismos (y ejemplos) de respuestas públicas tales como: cartas al medio/al editor, posts en Facebook y Twitter, queja o denuncia ante las autoridades correspondientes.

2.3 El factchecking es parte importante del combate al odio en línea

En muchos casos, ciertas expresiones, discursos, narrativas y actitudes discriminatorias parten de infomación falsa que se hizo viral.  En este punto, el problema del odio en línea coincide con el fenómeno más amplio de la desinformación. Hay que tomar en cuenta que ya existen varias iniciativas de factchecking con las que se podrían establecer alianzas.

  • Realizar y compartir ejercicios de verificación de información (fact-checking).
  • Compartir buenas prácticas en el consumo de información en internet.

Adicionalmente hay que tener en cuenta que el impacto y dispersión de las fake news puede variar dependiendo de cada plataforma en específico.

Por ejemplo, sabemos que en tiempos recientes Facebook incorporó aliados verificadores independientes para calificar las noticias (inicalmente, las electorales, pero no solamente). Cuando una información se califica como falsa, el algoritmo sugiere una información que la desmiente. A pesar de que podría ser un esfuerzo en la dirección correcta, no hay suficiente transparencia sobre ello.

Sabemos también que a través de cadenas de whatsapp estos contenidos pueden alcanzar una enorme difusión, con la dificultad adicional de que, al ser una red descentralizada la información que corre por ella es difícil de medir y monitorear, por lo que se vuelve difícil desmentirla.

Adicionalmente, existe la sospecha de que ciertas prácticas como la existencia de tarifas zero rating pudieran tener algún efecto potenciador en la difusión de información falsa.

Veamos algunos ejemplos:

Guías para que usuari@s sepan cómo reportar contenido -> Reporting guidelines del manual Get the Trolls Out! Insights & Trends in Antisemitic Online Hate Speech (en inglés).

Pautas para que usuari@s sepan qué pueden contestar -> Confrontando el antisemitismo: Mitos y Hechos – Anti Defamation League (ADL )

Contra discurso estratégico, pautas
Pautas para saber cómo contestar (estratégicamente) el odio en Twitter via Get the Trolls Out!

Ejemplos de respuestas y contradiscurso en marcha -> Violencia contra las mujeres y tecnología: Estrategias de respuesta (presentación). Link de descarga. Este recurso es especialmente valioso por su énfasis en el cuidado y acompañamiento emocional para hacer frente a las agresiones en línea.

Propia versión
via Violencia contra las mujeres y tecnología: Estrategias de respuesta

También puedes revisar:

Violencia contra las mujeres y tecnología: Estrategias de respuesta (presentación). Link de descarga.

Confrontando el antisemitismo: Mitos y Hechos – Anti Defamation League (ADL).

Get the Trolls Out!Insights & Trends in Antisemitic Online Hate Speech (en inglés).

Como podrás notar, este punto y el anterior tienen una relación muy estrecha: para poder plantear estrategias de respuesta, es necesario tener bien claras las formas y tipos de expresiones en las que la discriminación y el odio en línea se presentan

 ¿De dónde vienen estos discursos discriminatorios? 

Por un lado, la discriminación está tan normalizada que no es difícil encontrar a personas que la reproducen de una u otra forma mediante expresiones en sus conversaciones cotidianas en internet. Como mencionamos anteriormente en el punto 1, desarrollar una tipología (que podría hacerse teniendo en cuenta los diferentes niveles de “compromiso” o de “profundidad” del discurso discriminatorio en línea) es que podemos empezar a rastrear hasta sus fuentes más significativas.

 Aquí vale mencionar que los medios son una plataforma de difusión y validación de estos discursos, de modo que funcionan como una especie de altavoces de los mismos. Por ello es recomendable tener una mirada atenta a lo que se expresa en sus espacios en redes sociales, en los espacios de comentarios, etc.

Por otro lado, en los últimos tiempos las redes sociales han sido espacio de incubación de ciertos grupos abiertamente antiderechos y prodiscriminación, cada vez más vocales y con mayor interés en contagiar sus mensajes de exclusión. Por eso, vale mucho la pena hacer una investigación continua sobre estos grupos, ya que en muchos casos funcionan como amplificadores de la discriminación y logran contagiar ese espíritu a otras personas a través de la viralización de ciertos contenidos, incluyendo fake news orientadas a denostar, estigmatizar y difamar a ciertas poblaciones que ya son sujetas de discriminación.  

Algunas acciones estratégicas que se pueden realizar:

  • Documentación. Creación de archivos y mapas con información sobre: símbolos, grupos, individuos e ideologías que reproduzcan, alienten o promuevan discursos discriminatorios y de odio (incluyendo la difusión de fake news para provocar reacciones de enojo y odio contra ciertas poblaciones).
  • Monitoreo de medios (noticiosos, blogs, plataformas y canales de difusión) con la finalidad de encontrar eventos, noticias (verdaderas o fakes) y actividades de dichos grupos. Estar al tanto de las tendencias o temas de actualidad en estos grupos puede servir para anticiparse a ciertas acciones dirigidas a difamar a cierto grupo discriminado.

Igualmente podrás notar que entre este punto y los anteriores hay una relación muy estrecha: para poder identificar discursos y plantear estrategias de respuesta, es necesario tener un panorama claro sobre dónde y mediante qué tipo de contenidos gana relevancia el discurso discriminatorio que se quiere combatir. Teniendo un buen monitoreo de medios digitales y fuentes de contenidos de odio se puede conocer cuáles son sus premisas, analizarlas y a partir de ello, rebatirlas. Un adecuado (y constante) monitoreo es clave para generar una estrategia efectiva de contradiscurso.

También puedes revisar:

Violencia contra las mujeres y tecnología: Estrategias de respuesta (presentación). Link de descarga.

Hate Map by Southern Poverty Law Center

Hate on Display(™) Hate Symbols Database, Anti Defamation League (ADL)

Get the Trolls Out!Insights & Trends in Antisemitic Online Hate Speech (en inglés).

Hablar en positivo

No todo se trata de reaccionar y responder, hay que proponer

También hay que hablar en positivo sobre la importancia de los valores de la inclusión y la no discriminación. Por ello, también es necesario plantear acciones de comunicación que promuevan estos valores y actitudes de una manera positiva y realista, para que de este modo logren resonar en los distintos tipos de personas.

No sólo se trata de exponer aquellos discursos que sean discriminatorios y los estereotipos en los que están basados. No sólo buscamos informar a las audiencias sobre el carácter negativo de la discriminación, sino de encontrar formas en las que las distintas audiencias puedan empatizar con la situación de una persona que vive la discriminación para que les importe erradicarla. Buscamos que las audiencias se sensibilicen

Como podrás suponer en este punto, los tres pasos previos (identificar, responder, monitorear) son esenciales para poder diseñar una acción comunicativa, campaña o cualquier material que realmente apunte a conectar con la audiencia que queremos persuadir, sus creencias y valores y con sus emociones.

Algunas acciones puntuales que se pueden realizar son:

  • Realizar campañas educativas o de sensibilización donde se promuevan mensajes de inclusión. 
  • Combatir la desinformación sobre las poblaciones discriminadas a través de retratar a las personas detrás de los estereotipos.
  • Realizar campañas para involucrar a más gente para conciencia de la discriminación y reproduzca mensajes antidiscriminatorios

Un par de ejemplos:

Racismo en México – CONAPRED y 11-11.mx [VIDEO]

Love has no labels – Ad Council (El amor no tiene etiquetas)

Si en alguna de estas acciones requieres una mano, recuerda que puedes escribirnos a:

@info_activismo en Twitter

@Infoactivismo en Facebook